VALORES

VERDAD: La verdad es cualidad de las declaraciones que corresponden con los hechos y la realidad.

OBEDIENCIA: Obedecer es el hecho o hábito de accionar nuestro ser para aceptar y cumplir las disposiciones emanadas hacia nuestra persona, con la finalidad de una convivencia armoniosa, social e institucional.

RESPONSABILIDAD: La responsabilidad significa cumplir con el deber que se le asignó y permanecer fiel al objetivo. Las responsabilidades se llevan a cabo con integridad y con sentido del propósito, asumiendo las consecuencias de sus actos.

RESPETO: Conocer el valor propio y honrar el valor de los demás es la verdadera manera de respetarse y respetar. Respetar es el reconocimiento del valor inherente y los derechos innatos de los individuos y de la sociedad. Estos deben ser reconocidos como el foco central para lograr que las personas se comprometan con un propósito más elevado en la vida.

PAZ: Es la forma más pura, la paz es silencio interno lleno del poder de la presencia de Dios. La paz es la principal característica de una sociedad civilizada y el carácter de esta sociedad puede verse a través de la conciencia colectiva de sus miembros.

HUMILDAD: Una persona que personifique la humildad se esfuerza por escuchar y aceptar a los demás. Cuanto más acepte a los demás, más se tendrá a esa persona en gran estima y más se le escuchará.

AMOR AL PRÓJIMO:
El amor es sufrido con el prójimo, y benigno. No es jactancioso ni se envanece, sino que pone al prójimo primero. El amor no busca lo suyo, sino el bien de su prójimo, hasta se olvida de sí mismo y piensa en el bienestar de los demás.


PERSEVERANCIA:
Es un esfuerzo continuo. Es el valor fundamental en la vida para obtener un resultado concreto, siempre es gratificante iniciar un proyecto, existe una gran ilusión, sueños y esperanzas.


JUSTICIA:
Es aquel sentimiento de rectitud que gobierna la conducta y hace acatar debidamente todo los derechos de los demás, en un criterio de equidad.


IDENTIDAD AL GRUPO:
La identidad como una cualidad personal, involucra al entorno, la historia y la voluntad, no es una característica dada sino que debemos desarrollarla y que sea parte de la historia de nuestra existencia

"Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. Filipenses 4:8"