JIM ELLIOT

"La voluntad de Dios no te llevará donde su gracia no te puede sostener"

 Jim Elliot, un mártir moderno, ganó reconocimiento internacional cuando murió junto a cuatro misioneros más en las manos de la Tribu de

los Auca en Ecuador. Su historia y memorias han sido fuente de inspiración mediante los escritos y comentarios de su esposa, Elisabet, quien murió en Junio del 2015.

“No es un tonto aquel que entrega lo que aquí no puede retener, para ganar eso que nunca podrá perder”

De ascendencia escocesa, nació en Portland, Oregon, en un hogar cristiano con tres hermanos (Robert, Heriberto y Jane), Jim nace de nuevo como cristiano a la tierna edad de 6 años. Su relación personal con Jesucristo se convierte en parte integral de cada día de su vida.

“Si comienzo a preocuparme por mi bienestar económico nunca voy a hacer la voluntad de Dios. Mi llamado está entre los que nunca han escuchado el evangelio, sé que mi llamado está en el campo misionero de Latinoamérica”

Luego de secundaria entra a la universidad en Wheaton. Estos fueron años formativos para Jim, no solo académicamente sino espiritualmente. Luego de graduarse descubre su vocación en la vida misionera. El campo que escogió fue en las fronteras no exploradas del Ecuador, en Latinoamérica. No contento con compartir el evangelio a personas civilizadas de ese país, él y sus cuatro compañeros volaron a las tierras salvajes de la tribu de los Aucas.

Su primer viaje se convirtió en una trágica masacre, pero fuera de esa tragedia, aparentemente sin sentido, vino un poderoso testimonio del llamado de Dios en la vida de un hombre

Su esposa Elisabeth y su hija Valerie han hecho a Jim “sobrevivir”. Elisabeth ha escrito crónicas conmovedoras sobre su primer esposo. Ha habido numerosas personas inspiradas y retadas a través de los años a un camino cercano en el servicio del Señor.

Heriberto Elliot siempre mantuvo el recuerdo de su hermano, y ha sido de gran influencia en su vida misionera. Puso el nombre de esta institución está dedicada en memoria de este mártir del cristianismo, su hermano Jim.